MANEJO DE LAS HERNIAS EN EL EMBARAZO

Autor: Dr. Juan Antonio Sánchez Valle

Se estima que se realizan unas 800,000 reparaciones de hernia inguinal y 175,000 reparaciones de hernia umbilical al año en Estados Unidos.

Es ampliamente conocido que la hernia inguinal es mucho más frecuente en los hombres que en las mujeres, con una relación de 7 a 1.

Las mujeres en edad fértil, especialmente las mujeres embarazadas, presentan desafíos únicos en la planificación de la intervención quirúrgica cuando presenta una hernia en el embarazo. Los riesgos de un tratamiento conservador durante el embarazo, incluyen el encarcelamiento, que podría ser devastador para la salud de la madre y el feto. Los posibles efectos teratogénicos de la anestesia o las complicaciones quirúrgicas podrían ser igualmente peligrosos.

El curso de las hernias en las mujeres embarazadas, el efecto de las hernias en el momento del parto y el momento de la reparación de la hernia en forma electiva no han sido bien establecidas. Hasta la fecha, se ha establecido que la reparación de las hernias umbilical e inguinal después del parto es segura y aceptable. Es mas frecuente en el embarazo la hernia inguinal (58%). La parte predominante es del lado derecho (86%). La mayoría de los pacientes reportaron una masa abultada (92%) y dolor (67%). Un 67% de las pacientes refiere una hernia durante un embarazo anterior, en particular durante el segundo trimestre.

Tomar decisiones quirúrgicas para las mujeres embarazadas en edad fértil no deben diferir de las recomendaciones estándar, es decir que las hernias abdominales se pueden reparar de forma segura sin efectos adversos para el feto.

Se ha demostrado que las pacientes embarazadas que presenten hernia reducibles en la ingle o en el ombligo pueden quedar de forma segura SIN CIRUGIA durante el embarazo, para posteriomente programar una cirugía en forma electiva.

Solicitud de Información